Leyendo...
Estás aquí:  Portada  >  Blogs  >  Artículo Actual

Montserrat: Un Templo para la Eternidad

Por   /  07/06/2015 

    Imprimir       Email
Roberto Carlos Mirás Mirás

Roberto Carlos Mirás Mirás

Es la victoria de la Vida y del Espíritu. Su interior permanece hueco. Sus rocas son aglomerados endurecidos de cantos rodados, guijarro y barro; y en su formación existen varios estratos claramente diferenciados entre si por el color de la piedra. Tiene cuatro millones de años y diez kilómetros de largo y cinco de ancho. Son dos mil eras el equivalente de la era cristiana. No han andado más de nueve metros de lo que es su longitud.  Según los geólogos, la montaña emergió de las aguas del gran lago de la época eocénica, en la era terciaria. Los vientos y las lluvias moldearon de manera sorprendente el monte aserrado. Fue Montserrat la sede del ermitaño, Joan Gari, a quien un día, Wifredo el Velloso, fundador de la dinastía Condal y real de Barcelona, confió para su cuidado espiritual a su bella hija, Riquilda. El mismo Conde en 1988 dono la Ermita al Monasterio de Ripoll.

Aquí se inspiró Wagner para componer su Parzival, Goethe y Séller atribuyeron gran importancia a Montserrat y la casa en donde Beethoven murió fue un antiguo feudo de la Abadía. Y el caballero Loyola encontró en esta montaña su vocación haciendo que está se convirtiera en el lugar en donde se encuentra el Grial. Llegó a Montserrat el 21 de marzo de 1522. Tras la confesión general (del 22 al 24 de marzo) velo armas ante la imagen de la virgen y en la noche del 24 al 25 de marzo bajo a Manresa, donde estuvo hasta el mes de julio, haciendo una vida de oración y penitencia y redactando sus ejercicios. Miguel Gómez de Aracil en su libro “Montserrat, Montaña Mágica” (Ed. Arbor 1987) Nos describe como: “Hace muchos siglos en una bucólica tarde de pastores y rebaños de esquilas y caramillos, una vivísima luz brilló en los montes, embelesando el ánimo y la vista de los pastorcillos que corrieron para participar a su párroco tan delicioso como inexplicable fenómeno. Congregaba a toda la gente en sus alrededores para ver la misterioso luz, pudieron ver que todos los sábados se repetía la misteriosa luminiscencia mientras que angélicas melodías bajaban de las alturas” Y desde el año 1977 Luis José Grifol invita a muchas personas a ver el cielo y descubrir ovnis o lo que el denomina: naves trazadores que surcan los cielos de un lado a otro de la Montaña. Algo similar a ambos casos  ocurrió: el 21 de febrero de 1345 cuando cientos de personas pudieron ver como una luz procedente de Montserrat entraba por la antigua iglesia del Carmen de Manresa, luz que se dividió en tres para luego reagruparse de nuevo en la capilla de la Santísima Trinidad, y salir en despedida hacia la Montaña.  Fue tal el impacto que todos los 21 de febrero se sigue celebrando la fiesta de la “Misteriosa Llum”. ¿Puede tratarse de lo mismo? Y fruto de ello, han sido los innumerables trabajos que este ser humano ha desarrollado desde ese momento, conferencias, artículos y un página que realiza periódicamente en donde escribe y recopila todas aquellas noticias que son de interés. Y como es bueno recordar, hace ya algunos años, se publicó: “Vivencias de un contactado. Colección, La otra magía-ediciones Karma-7”  Y el que esto escribe tuvo la suerte de poder ver en la montaña unas luces que se encendían y se apagaban, cuando nos encontrábamos en compañía de otras personas. No fue es cierto, un día 11, sino fue algo que a modo de gentileza el señor Grifol tuvo a bien compartir con un servidor, como digo eran cuatro personas, un matrimonio, Grifol y el que esto escribe. Un día normal como podía ser un día cualquiera de la semana… Y vimos eso que aun resuena en la memoria. Gracias.

186580_a_1

                                                  Y la Moreneta esa talla esculpida por san Lucas, fue traída de Jerusalén a Barcelona por san Pedro y escondida en la Sierra de Montserrat para salvarla de los moros, y la encontraron después unos pastores los cuales guiados por un coro de ángeles en el siglo VIII. (era negra al menos desde el 718) Fueron llevados hasta ella y allí vieron a la que desde entonces seria la patrona de Cataluña. Una de las pocas vírgenes negras de la iconografía católica. El entonces Obispo de Manresa intentó trasladarla a su Catedral, ella multiplicó su peso hasta el punto de que fue imposible su desplazamiento. Con el tiempo en este lugar se edificó el monasterio benedictino que actualmente le da culto, ahora es una estatua del siglo Siglo XII sedente con el Niño puesto en el centro de su regazo.

                                                Y en sus empinadas laderas existen entradas a un mundo subterráneo. En la pared rocosa está escrita su historia geológica y también han quedado las huellas del hombre y los resquicios de la rebelión franquista. Las cuevas tienen una larga historia relacionada con el misterio y con el esoterismo. Sus primeros vestigios datan de la edad de bronce al reunirse los pobladores de la zona para desarrollar cultos de iniciación y ritos ancestrales. Sucedió en 1851 cuando el doctor Font tuvo conocimiento de la existencia de las cuevas a través de unos grabados realizados en su interior por Alexandre Laborde. Al reunir la información sus logros fueron mínimos, por lo que decidió ir al monasterio y entrevistarse con el abad, Ramón Torrents. Y este le aseguró que no tenía ningún conocimiento sobre las grutas. Al llegar al pueblo de Collbató, sus habitantes le hablaron de lo que llamaban: Forat de Salnitre. Se encamino hacia allí y se encontró con un fabuloso mundo subterráneo en donde halló inscripciones realizadas por antiguos visitantes desde 1511: Fray Sebastia Auxa y la más sorprendente –els Monjos de Montserrat.

                                  Los monjes de Montserrat habían dejado una huella de su visita en 1964. Desde el escritor Santiago Ruisiñol,  hasta los clientes del Els Quatre Gats, en donde el pintor malagueño Pablo Picasso se reunía en sus noches de grandes elucubraciones. ¡Han estado en Montserrat! Y quien supo trasladar a sus obras lo que vio en el mundo subterráneo, fue el arquitecto Antonio Gaudi. Las estalagmitas y las estalactitas, las serpenteantes formas forjadas durante milenios marcaron al genio que lo quiso plasmar en edificios como la Casa Batllo, o, la Sagrada Familia, ayudando a crear lo que luego se consideró, modernismo. Ha sido una fuente de inspiración para buscar en su magia las respuestas de muchos a sus inquietudes intelectuales. Hay una conexión directa entre Agartha (el reino subterráneo) y Montserrat. Su energía procede de una puerta al otro mundo. Algunos estudiosos afirman que es una montaña hueca. Es un lugar en donde se encuentra el Grial custodiado por ángeles y creador de toda la magia presente de esta montaña. Alrededor y en el interior se producen inquietantes manifestaciones energéticas; o desaparición de personas sin dejar rastro. Uno de los sucesos más importantes ocurrió la noche de San Juan de 1975: Pep un habitante de Collbató  desapareció cuando volvía de apagar un incendio forestal en Can Rogent, un área llana sin dificultades para el caminante…

                                          MONTSERRAT, NAZIS, MONTSALVAT

Los cataros –según algunos estudios-, escondieron el Santo Grial en la entrañas de la montaña. Muchos piensan que se trata de Montsegur (en el sur de Francia) Otros lo sitúan en Montserrat. Lo ubica la tradición sobre el tabernáculo que se encuentra encima del lago subterráneo de las cuevas de Collbato y sostiene que el preciado objeto es el causante de los extraños fenómenos, pues ha sido custodiado por ángeles. La burguesía catalana basaba está suposición en un pasaje de Parzival de Richard Wagner. “En el cielo hay un castillo y su nombre es Montsalvat” El conde Güell y sus correligionarios entendieron que Montsalvat era Montserrat y lo buscaron en sus grutas infructuosamente. Adolf Hitler creo un cuerpo dedicado a la búsqueda de reliquias y lugares mágicos durante la II Guerra Mundial con el fin de hacerse con el poder. Envió expediciones al Tíbet para localizar Agartha y puso su empeño en apropiarse del Santo Grial. Otto Rahn, oficial de las SS desde 1934 inspeccionó Montserrat tras su estancia en Montsegur en el Pirineo francés y Heinrich Himmler, el Reichufürer SS visitó Barcelona y Montserrat en 1940, el mismo día y a la misma hora en que se produjo el encuentro de Hitler con Franco en Hendaya. Tenía una pasión por todo el simbolismo de las montañas sagradas y todo lo relacionado con el Dios nórdico Odin. El mismo  El mismo general Wolf, de las SS que acompañaba a Himmler, le dijo al Padre Ripoll: “Oiga, a su excelencia no le interesa el monasterio, sino que viene expresamente para percibir la naturaleza de las montaña en su relación con el Santo Grial”

                                                             EL MONASTERIO DE MONTSERRAT

 El interés de monarcas y príncipes por el monasterio de Montserrat ha sido siempre patente. Desde los reyes católicos hasta don Juan Carlos y doña Sofía pasando por los Borbones anteriores, como Fernando VII. No hay que olvidar que hasta Franco hizo algunas visitas. En la Guerra Civil se utilizó el monasterio como hospital de sangre e incluso como residencia del presidente de la Republica Manuel Azaña. Fue fundado el monasterio benedictino de Montserrat en 1027 por el abad Oliva. De la primera iglesia de estilo románico sólo se conserva el portal. Y en 1537 fue ampliado y restaurado dentro del estilo gótico. Su actual iglesia data de la segunda mitad del siglo XVI y consta de un sola nave con doce capillas laterales.

En el año 1811 el monasterio fue destruido por los franceses y sus dependencias más antiguas son del siglo XVIII. Se dice que las tropas de Napoleón destruyeron el monasterio buscando el Grial, pero no lo consiguieron encontrar. Tallada en madera de álamo blanco, la imagen de Nuestra Señora data del siglo IX hallándose en el interior de la basílica y presidiéndola dentro de un camarín de estilo neorrománico construido en 1878 por Francisco de P. del Villar y decorado con vidrieras policromadas y mármoles.

                                                                                                 EL DIABLO

Sus cuevas de Collbató son objeto de numerosas supersticiones y leyendas. Sus habitantes cuentan viejas historias en donde tesoros, ogros y demonios se dan la mano. Se asegura que el diablo vivía en su interior hasta que asustado por los seres celestiales, huyo por una estrecha grieta, en donde sus alas quedaron apresadas para la eternidad. En Montserrat se dan las condiciones para una existencia de puertas que nos trasladan a otras dimensiones.

Han leído ustedes un relato apresurado de un lugar geográfico y si ustedes tienen la ocasión de ir a Barcelona, hagan un hueco en su agenda y visítenlo. No quedaran defraudados.

Para saber más:

  • Vivencias de un contactado, Luis José Grifol- Colección, La otra magia. Ediciones Karma-7
  • El viaje secreto de Leonardo Da Vinci. José Luis Espejo. (Editorial base) – Los Monjes de Montserrat. Quiénes son, Qué hacen, Cómo viven… Hilari Raguer. (Editorial Base)
    Imprimir       Email

También te recomendamos...

La sentencia que anula el acuerdo plenario de la oposición de Viana que pretendía derrocar al alcalde ya es firme

Leer mas →