Leyendo...
Estás aquí:  Portada  >  Blogs  >  Artículo Actual

Un viaje al centro del conflicto

Por   /  24/05/2015 

    Imprimir       Email
Roberto Carlos Mirás Mirás

Roberto Carlos Mirás Mirás

Si las personas honestas no vienen al rescate de los palestinos (…) su suerte será similar a la de los indios americanos. El sionismo es un Estado dentro del Estado otomano y pone en peligro la existencia misma de los árabes en Palestina”

 (Llamamiento palestino publicado en Falastin, 29 de marzo de 1914) 

Ante nuestros ojos desfilan nombres que han formado y formaran parte de nuestra historia. Digo “nuestra” y no me equivoco pues aunque no somos judíos lo que les sucede a los pueblos forma parte de nosotros, pues como habitantes formamos parte de su historia. Hacemos nuestra esa vieja frase: “Las cosas se ven mejor desde la barrera” Quizás tenga razón el periodista, Tomás Alcoverro y nos preguntamos ¿Cómo conocer algo desde la distancia? Y a lo mejor él con la sabiduría y la experiencia de los años nos responde: “Conociendo sus contextos culturales e históricos?  Por eso hacemos este viaje ficticio a través de la literatura y de las lecturas que de una manera u otra nos acercan a la historia de los pueblos.

Viaje a Barcelona Maria y Roberto 020

 

David Ben Gurion, Eliezer Ben Yehudá, o Theodor Herzl, A.W.Kayyali o Mohamed Safa  nos ayudaran a entenderlo. No es un viaje religioso en donde se mezclan el Cristianismo, Judaísmo e Islamismo. Todos los “ismos” tienen cabida pero cuidado cada uno con su significado. No nos meteremos en aguas profundas. Entramos en Israel (Eretz Israel) Fueron largos los años de dispersión del pueblo judío, nunca cortó ni olvidó sus lazos  con la tierra. Con el establecimiento del Estado de Israel en 1948, la independencia judía perdida dos mil años antes, enseguida fue recobrada. Situado en el Sudoeste de Asia y limitando al Este con Siria, Jordania, y al Sur con el golfo de Aqaba, al Oeste con el Mediterráneo y al Norte con Líbano y Siria. Y con una superficie de 20.699 Km cuadrados y una población de 3.881.000 y un 50% de mujeres vamos a intentar conocer a este pueblo. Los dos idiomas oficiales aunque parezca mentira son el árabe y el hebreo también se habla el  inglés en donde existe una mayoría sefardi (semita) y una minoría judío ashkenazic (europea) con un 83% árabes (incluidos beduinos, circasianos y un 16% de drusos) La religión es un factor importante Judía cripto-sefardi / oriental ortodoxa y griega católica o melquita, católica romana, maronita, la samaritana y otras.

                                                Es difícil hablar  o no…?

Es difícil hablar de Israel y de sus fronteras pues estas han sido alteradas repetidamente una y otra vez tanto por el mismo Estado como por sus adversarios. Llegar a Israel y decir: Shalom significa “hola” y “adiós”, y también “paz”. Cuando decimos Sabbat Shalom estamos hablando de un saludo cariñoso de los judíos en la víspera del sábado y si en las calles de Jerusalén escuchamos Shalom, repetido, quiere decir “hasta luego”. Israel es la tierra que Jacob recibió de Dios en el Síquem, la actual Nablus, para él,  y para sus descendientes, por los siglos de los siglos. Israel es también la Tierra Santa Palestina venerada por los cristianos como lugar donde nació y fue crucificado, murió y resucito Jesucristo. Existe igualmente el Israel desde uno de cuyos montes subió Mahoma al cielo en un carro de fuego. En su momento el escritor José María Gironella en unas de sus múltiples declaraciones afirmaba tras haber escrito, “Escándalo en el Islam y Escandalo en Tierra Santa” (Planeta) “Mi libro salió hace unos veinte años. Hablamos de ochocientas páginas y explico todas mis experiencias. Los judíos era poquísimos unos tres millones como máximo y muchos palestinos trabajaban como mano de obra, mientras los árabes desde el Líbano hasta Egipto eran cincuenta millones. Por inercia demográfica los judíos tenían que perder, ceder el terreno. Pensar que Jericó era de los palestinos lo imagine en aquel momento. Los judíos son muy listos. Son los amos del mundo y no pueden luchar tres millones contra doscientos millones. Los palestinos les han cedido mucho terreno y cederán mucho más”

                                                                       ¿De que Israel hablamos?

Para el periodista Harry Golden “Hablamos de ese  Israel de los turistas, a los que vemos a millares y millares vagando por las calles y montes. Así como el Israel político en la lucha por el poder entre la Unión Soviética y los Estados Unidos”. La arqueología ha jugado en Israel una baza muy importante entre el pasado y el presente del país, habiéndose descubierto miles de años de historia en alrededor de 3500 sitios. Muchos hallazgos confirman la larga conexión del pueblo judío con la Tierra de Israel incluyendo los establos de Salomón en Meguido (valle de Jezreel) casas del periodo israelita en la Ciudad de David (Jerusalén), baños rituales en Masada, numerosas sinagogas y quien no ha oído hablar del los Rollos del Mar Muerto, que contienen la copia más antigua existente del Libro de Isaías en una escritura hebrea aun legible. Las excavaciones han revelado además vestigios de otras civilizaciones que han dejado su huella en la tierra a lo largo de los siglos. Jerusalén es el alma de Israel, el molino de viento de piedra, construido por Sir Moses Montifiore para los primeros sionistas, en el siglo XIX, se mantiene aún en pie junto a la ciudad amurallada de los turcos Otomanos. A orillas del Mediterráneo se levanta Tel- Aviv, es el corazón de Israel en donde hay más violinistas que en Chicago y a dos horas al Norte de Tel- Aviv, y también a orillas del mar, se  halla ubicada Haifa, puerto principal del país. Es dicen el músculo de Israel.

                                                                                               ¿Qué se dice?

Se dice lo siguiente “El hombre que quiere estudiar vive en Jerusalén; el que quiere divertirse en Tel- Aviv y el que quiere trabajar en Haifa” Hay una educación gratis y obligatoria en el nivel primario. En 1978, el índice de deserción en el nivel de escuela primaria fue del 38% entre árabes y drusos (Los drusos son pueblos de lengua árabe con un sistema religioso de creencias diferentes, que tiene su origen en la rama Fatal id del Islam) Entre los niños el índice de deserción va en aumento a medida que se pasa a los grados superiores de la escuela primaria y de la escuela secundaria. Los motivos son entre otros la superpoblación infantil y la falta de escuelas. Dentro del campo político el partido laborista es el mayor de los más de doce partidos políticos y religiosos que forman coaliciones dentro del parlamento (Knesset) Israel no posee una constitución, pero el parlamento promulga las leyes fundamentales  que poseen el estatus de una ley constitucional secular. Las mujeres tienen prohibido ser miembros tanto de los tribunales hebreos o islámicos. El servicio militar es obligatorio para las mujeres algo que les choca a más de uno en edades comprendidas entre los 18 a 26 años ( de 18 a 34 para la reserva)  a menos que estén casadas, embarazadas o que tengan alguna autorización o excepción religiosa. Siendo fuente de inspiración para escritores o poetas el hebreo es el idioma de Israel.

                                                                                                El hebrero

Eliezer Ben Yehudá inicio el impulso para el renacimiento del hebreo como un idioma hablado. Después de inmigrar a la Tierra de Israel en 1881, fue un pionero en el empleo del hebreo en el hogar y la la escuela. Acuño  miles de palabras nuevas, estableció dos periódicos en hebreo, co-inició el Comité del Idioma Hebreo (1890) y compiló varios de los 17 volúmenes del Diccionario Completo de Hebreo Antiguo y Moderno, que fue iniciado en 1910 y concluido por su segunda esposa y por su  hijo en 1959. De unas 8000 palabras en los tiempos bíblicos el hebreo se ha ampliado a más de 120.000 vocablos. El desarrollo lingüístico formal es guiado por la Academia de la Lengua Hebrea establecida en 1953. Theodor Herzl (1860-1904) forma junto a David Ben Gurion parte de la historia de Israel. Nacido en Budapest, se hizo abogado y escritor creía que los judíos obligados durante siglos a vivir entre pueblos extranjeros jamás podrían sentirse a salvo. La respuesta que propuso fue que tenían que regresar a la tierra de donde habían sido expulsados a Sion. Herzl publicó su libro “El Estado Judío” en 1896. Al año siguiente convocó en Basilea  un congreso en el cual habrían de reunirse 206 delegados para formar la Organización Sionista Mundial, que tendría sede en Viena. Los Sionistas volvieron la vista a la época en que el Monte Sion había sido la fortaleza de Jerusalén, pues sólo de esa forma podía reunir a todas las comunidades judías del mundo. Escogieron por emblemas la estrella de seis puntas a la que se denomina “Escudo de David” y el candelabro de siete brazos del Templo, la Memorah.

                                                                                              A su muerte

A la muerte de Herzl, el doctor Chain Weizmann, científico ruso emigrado que se había nacionalizado británico, pasó a ser uno de los líderes principales. En 1949 fue nombrado primer presidente de Israel. Su actitud sionista no tenía sólo un componente político; pretendió a sí mismo constituir una educación y una cultura judías, junto con un Estado judío. Decía Weizmann en 1922 “Cuando hablo de la patria nacional de los judíos me refiero a la creación de una administración… Con la esperanza de que, por medio de la inmigración judía, Palestina terminara al fin por ser tan judía como inglesa es Inglaterra”. Estamos hablando de Israel, de la historia de los judíos una historia trágica y compleja. La mayor parte de los habitantes que hay en Israel son judíos. Si bien en el resto del mundo hay por lo menos una cifra de judíos cuatro veces mayor. El Judaísmo es una de las tres grandes religiones del mundo. Pero ¿qué es un judío nos preguntamos? Es una persona que tiene esa fe, una fe común que une a todos los judíos donde quiera que estén, sea cual sea la lengua que hablen. Algunos judíos y muchos de sus enemigos consideran al pueblo judío como una raza aparte, descendientes de los que fueron expulsados de Palestina por los romanos. Y este suceso dio lugar a una gran diáspora o lo que es lo mismo, dispersión. En el tiempo transcurrido la sangre palestina se ha mezclado con la de otros pueblos.

                                                                                         ¿Qué sucedió?

La sangre palestina se ha mezclado con la de otros pueblos y cuando oímos hablar de Jerusalén estamos oyendo hablar en voz alta, en ocasiones se la da el nombre de Sion; es la ciudad de Dios, esa ciudad en donde según algunos se construyeron los primeros templos del judaísmo, los reyes David y Salomón y los cristianos de la Edad Media los odiaban por considerarlos herederos del pueblo que traiciono a Jesús. Otro personaje por emplear un término de los históricos con mayúsculas de Israel ha sido como ya hemos apuntado David Ben Gurion.                                                                                      Nació en la Polonia rusa se hizo sionista y fue a Palestina en 1906, en calidad de granjero. Organizó actividades sindicales y contribuyó a crear la Legión Judía del Ejército Británico durante la guerra de 1914 a 1918. Miembro fundador de la Haganah, buscó la cooperación de los árabes, por ejemplo con el rey Abdullah de Jordania y se le considera el arquitecto moderno del Estado de Israel. Y el 11 de mayo de 1949 Israel ocupó su lugar como el miembro 590 de las Naciones Unidas. A finales de 1951, llegaron 687.000 hombres, mujeres y niños, más de 300.000 estaban refugiados en los propios países árabes duplicándose así población judía.

Kayyali_cover_web

 

                     ENTRE LAS DIFERENCIAS

“El Líbano gracias a Dios, existe y no hay manera de inventarlo”

(Tomás Alcoverro)

“Matar a un hombre es un crimen, aniquilar a todo un pueblo es un asunto a discutir”   (Ibrahim Tuqan, poeta palestino)

Desde hace muchos años hablar con Tomás Alcoverro (Barcelona, 1940) es hacerlo con la voz de la experiencia. Día a día toma el pulso en sus crónicas y en sus artículos de lo que ocurre a su alrededor, siendo un testigo privilegiado de los mismos. Y sus trabajos en forma de libros son una muestra de ello, “El Decano. De Beirut a Bagdad: 30 años de crónicas” (Planeta) o su trabajo más reciente: “La historia desde mi balcón” (Destino) Y al ser preguntado sobre lo que ocurre entre Israel y Palestina nos dice  “el pueblo palestino es un pueblo desplazado y van pasando los años y no es que el tema no se resuelva es que incluso existe una división entre los propios palestinos” Y sobre Beirut nos comenta: En Beirut, no es que tenga monumentos o barrios exóticos, sino que hay personas que me han enseñado a vivir entre las diferencias a lo que añade: el Líbano, gracias a Dios, existe y no hay manera de inventarlo” En palabras de la periodista Ana Basanta “El Líbano, con sus 4,5 millones de habitantes en un territorio de 10.452 kilómetros cuadrados, es un desconocido. ¿Quién lo ubicaría en un mapa a la primera? Pocos, muy pocos, teniendo en cuenta los siglos de arte, guerras e historia que arrastra. En décadas recientes, fue parís de Oriente Medio en los años sesenta, se equiparó con Suiza por su poder financiero” A lo que añade: “los dieciocho grupos religiosos tienen algo en común y la mujer desempeña un rol secundario. En comparación con los países de su entorno” Y ya son continua Basanta: “425.000 los palestinos que viven en doce campamentos marginales cerca de las ciudades de Trípoli, Beirut, Sidón, Tiro y Baalbeck”

                                                            ¿Qué ocurría un seis de Diciembre?

Un seis de diciembre de 1981, a los cuarenta y dos años de edad, el profesor palestino Abdul Wahab Kayyali era asesinado en su oficina de Beirut por pistoleros enmascarados. Había nacido en Jaffa, ciudad limpiada étnicamente en 1948 por tropas sionistas, que expulsaron al 90 por ciento de sus habitantes palestinos, entre ellos al propio Kayyali y familia. Será siendo un refugiado en el Líbano en donde este autor lleve adelante su carrera como activista, escritor y académico dentro del movimiento para la liberación de palestina y en donde se publique la edición original de Palestina, una historia moderna, su obra más importante y uno de los trabajos de investigación mejor escrito. En esta obra que presentamos a ustedes Kayyali nos hace una serie de aclaraciones y responde. Para quiénes aun piensen que el sionismo llevo las bendiciones de Occidente a una tierra que languidecía tras muchos siglos de abandono – tal como asegura la mitología sionista-, la lectura de esta obra quizás resulte una revelación: los efectos desastrosos de la agenda política sionista sobre la vida de miles de familias árabes autóctonas; la intensa oposición que suscito dicha agenda desde la década de 1900 y entre todos los sectores y capas de la sociedad local. Ahora su trabajo ha sido traducido por María M. Delgado y nos traslada a la Colonización sionista, imperialismo británico y resistencia nativa hasta 1939 siendo publicada por Bósforo libros.

                                                                 ¿Y Mohamed Safa, quien es?

Mohamed Safa es natural de Cisjordania y realizo sus estudios en Santiago de Compostela comprometido con la causa de su pueblo tanto desde el punto de vista político como estudioso del tema. Publico en su momento un libro que al día de hoy es considerado un clásico. “Palestina. Grito por la libertad” (Edicios do Castro) Con un prólogo de Pedro Martínez Montávez  Catedrático de estudios árabes e islámicos en la Universidad Autónoma de Madrid. Su autor nos ofrece de una manera accesible un pequeño estudio en donde según sus palabras: “Una historia de gloria y destrucción, de esplendor y larga noche, que tiene como protagonista a un pueblo perteneciente a ese semicírculo geográfico conocido como El Creciente Fértil, un arco que comprende desde la costa sureste mediterránea hasta los valles de Mesopotamia, donde se dice que la humanidad dio sus primeros pasos hacia la civilización”  Para iniciar un viaje a Oriente Medio y concretamente a Israel o a Palestina se necesitarían varios tomos. Como dice el dicho hemos querido invitar al lector a la lectura, pues sino haríamos una revista, o un dosier sobre este enigmático e interesante tema.

 Para saber más:

 –  Mi vida en la música, Daniel Baremboin, (Esfera de los libros.)

– E.W. Said. Paradojas y paralelismos… (Mondadori)

– Líbano desconocido, Ana Basanta, Ediciones Libertarias.

– Israel Ultra –Secreto-, Jacques Derogy y Hesi Carmel (Planeta)

– Libro de Horas de Beirut, Amador Vega, (Fragmenta Editorial)

www.bosforolibros.com

    Imprimir       Email

También te recomendamos...

La sentencia que anula el acuerdo plenario de la oposición de Viana que pretendía derrocar al alcalde ya es firme

Leer mas →