Leyendo...
Estás aquí:  Portada  >  Más Actualidad  >  Artículo Actual

Un vecino de San Cibrao circulaba sin luces por la N-525, con el permiso del carné retirado y huyó de un control de Tráfico dando positivo en cocaína y opiáceos

Por   /  04/10/2016 

    Imprimir       Email
  • Una conductora, interceptada por la Guardia Civil en la A-52, cerca de A Gudiña,  quintuplicaba la tasa de alcohol permitida

 

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, que prestaba servicio en las inmediaciones del Polígono Industrial de San Cibrao,  descubrió a un conductor que circulaba con el permiso de conducir retirado y que dio positivo en consumo de cocaína  y opiáceos.

Los agentes observaron un turismo Seat León de color gris que circulaba por la N-525 sin llevar encendido el alumbrado por lo que intentaron darle alcance para que encendiese las luces. El conductor (B.D.A.), al percatarse de que le seguía un coche oficial, emprendió la huida a gran velocidad, abandonando la carretera y llegando a circulan a 130 kilómetros hora en lugares limitados a 30 kilómetros hora, “realizando una conducción temeraria e infringiendo varias normas más de las establecidas en el Reglamento General de Circulación”, según la Guardia Civil.

Fue interceptado por los agentes de Tráfico al llegar a su domicilio en Noalla de Abaixo (San Cibrao). Tras someterse a pruebas de detección de alcohol y drogas, dio positivo en consumo de cocaína y opiáceos.

Una vez identificado el conductor, Tráfico comprobó que carecía de permiso de conducir, al haber decretado la Jefatura Provincial de Tráfico  su retirada por pérdida total de puntos.

Por todo ello, fue instruido un atestado por un presunto delito contra la seguridad vial y denunciado por conducción temeraria y por conducir bajo el efecto de drogas.

Además,  se produjo otro caso parecido, en este el de una conductora que quintuplicaba la tasa de alcohol  permitida. En este caso,  la Guardia Civil de Tráfico de Verín, dio el alto a un vehículo , un Mini Cooper,  que circulaba por la A-52, cerca de A Gudiña. Su conductora (M.B.L.), tras ser sometida a la prueba de alcoholemia, quintuplicó la tasa permitida, arrojando un resultado de 1,32 mg/l en sangre.

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense hace un llamamiento a la conducción responsable para evitar accidentes y garantizar la seguridad vial en la provincia de Ourense.

 

 

    Imprimir       Email

También te recomendamos...

NoticiasValdeorras se integra en CreandoTuProvincia

Leer mas →