Leyendo...
Estás aquí:  Portada  >  Valdeorras  >  Artículo Actual

El Concello de Vilamartín detecta irregularidades en la gestión económica la ex alcaldesa del PP con facturas “opacas” como las de las compra de 111 fluxómetros

Por   /  06/02/2016 

    Imprimir       Email
  • El grupo de gobierno suspendió el pago de las mismas y pidió explicaciones al PP en un pleno al que los ediles “populares” no acudieron
Las sillas vacías del PP en el pleno de Vilamartín

Las sillas vacías del PP en el pleno de Vilamartín

 

El grupo de gobierno de Vilamartín sospecha que hay irregularidades en la gestión económica del equipo anterior, el PP,  en la etapa de María Jesusa Candal, después de analizar factura por factura de las que estaban pendientes de pago.  Así lo expresó el alcalde, el socialista Enriquez Álvarez Barreiro, al finalizar el pleno del jueves en el que, una vez más, esta vez sin justificación, se ausentaron los dos concejales del PP. “Estamos pendentes das explicacións do PP. Ten que haber algunha irregularidade pois de non habela ¿por qué no se presentan ó pleno e aclaran o tema”.

Pinto y las sillas vacías del PP en el pleno

Pinto y las sillas vacías del PP en el pleno

 

El grupo de gobierno socialista presentó una moción de urgencia al respecto,  urgencia que fue justificada por el concejal socialista Pablo Deramond, quien dio cuenta de las facturas que fueron devueltas por el Concello y solicitó una explicación al grupo municipal del PP, ausente en la sesión. “Esta ausencia nos produce una gran frustración.  Detalló que el 6 de agosto de 2015, “pedimos un informe a Intervención sobre el desfase económico que teníamos en el ¨Concello como, por ejemplo, las facturas que se encontraban sin crédito presupuestario, es decir, lo que se gastó, sabiendo que no había dinero  y sin saber cómo se iba a pagar”.

Entre abril y junio de 2015, justo antes de las elecciones municipales, entraron en el Concello facturas por una cantidad de 158.000. “En ese momento _expuso Deramond- había 198.000 euros imposibles de pagar, pero hemos logrado ir haciendo frente a los ineludibles gastos que heredamos del anterior grupo gracias al control municipal, pero también a la colaboración de los vecinos, el personal del Ayuntamiento  e incluso a voluntarios, hombres y mujeres que hasta día de hoy siguen echando una mano”.

El alcalde y los concejales del grupo de gobierno de Vilamartín

El alcalde y los concejales del grupo de gobierno de Vilamartín

 

Detalló que se ha comprobado factura a factura, llamando a cada una de las empresas  para que justificasen los trabajos realizados, con la comprobación de técnicos municipales, la elaboración de informes y “se pagaron una parte de esas facturas. Otras, aún están en procedimiento de comprobación. También hay empresarios que no han querido acceder a dicha comprobación y  nos han comunicado que presentarán una demanda en el Juzgado”.

La urgencia  de la moción vino dada “por el interés de aportar luz a este entramado para que podamos pagar cuanto antes a estas empresas. El Ayuntamiento de Vilamartín  tiene la voluntad de pagar todas las facturas en las que se demuestre que los suministros, servicios y obras realizadas, cuya valoración se corresponda al precio de mercado,  previo informe técnico competente. En cuanto a las demás facturas, que la Justicia determine quién debe pagarlas. Pues cabe la posibilidad de que María Jesusa Candal tenga que asumir esta carga, lo que no estaría nada mal ya que la sociedad está cansada de que sus políticos se gasten el dinero de todos sin ninguna responsabilidad”, expresó Deramond. En este sentido, citó el artículo 173.5 de la Ley de Haciendas Locales (el incumplimiento de la prohibición del compromiso de gasto por importe superior al crédito autorizado podrá determinar la existencia de responsabilidad de quien lo malgasta).

Los asistentes al pleno de Vilamartín

Los asistentes al pleno de Vilamartín

 

Una de las facturas polémicas es la relativa a una empresa que realizó la limpieza de los pueblos y obras,  que pasó factura por valor de 122.152 euros, de las que se le abonó una parte.  “Pero só en limpeza de pobos hai 70.000 euros, cando o máximo que podería costar son 13.000. Parécenos unha cantidade inxusta e desproporcionada. Non se pagará esa factura ata que non se demostre que vale esos cartos. Imaxino que acabaremos no Xuzgado”, dijo el alcalde.

También costa la factura de una ferretería, a la que el Concello  debe 9.847 euros, de los que 6.934 corresponden a 111 fluxómetros (mecanismo de descarga de agua para inodoros, urinarios y grifos de lavabos) y esto llama muchísimo la atención, saber dónde se han puesto “, dijo Deramond. En este sentido, el  alcalde aclaró que la ferretería se reafirma en que vendieron los 111 fluxómetros , facturas firmadas por los operarios que iban a recogerlos y que estos “din que o material serviuse en Valencia do Sil. O que sospeitamos é que fixeron uns traballos que estaban sin facer nese pobo, de acometidas,  pois non aparece factura de material propio para esto, e o disfrazaron con fluxómetros pois é imposible meter 111 fluxómetros en Vilamartín. Pode ser un subterfugio, pero son cábalas nosas, e o PP terá que aclarar este tema. As empresas van denunciar ó Concello, e Concello prevaricará se pagamos algo que realmente non se fixo. De momento non pagaremos, sí queremos facelo pero non é posible ata que se aclare”.

Pablo Deramond durante la presentación de la moción de urgencia sobre las facturas polémicas

Pablo Deramond durante la presentación de la moción de urgencia sobre las facturas polémicas

 

Otra factura que no se abonará por el momento es a una empresa de Rubiá, que reclama 8.000 euros de arena, grava y áridos para las calles de Valencia do Sil, y para tapar las acometidas de agua ejecutadas. También 2.000 euros para baldear el asfalto y otra partida de algo más de 3.000 euros para arreglar la carretera de Cernego. “O tema é que nalgún caso empregouse persoal da Deputación e imos ver se hai incompatibilidade ó respecto. Os técnicos valorarán se o material fixo falta no pobo de Valencia ou non, en función diso se abonará”, aclaró el alcalde.

También otra factura de una empresa de suministros industriales que reclama 1.936 euros “en concepto de tubos” y otras más pendientes de análisis por los técnicos.

José Pinto, de Alternativa dos Veciños de Vilamartín, que en la etapa anterior estuvo en el grupo de gobierno del PP, fue requerido varias veces  para que aportase luz a las facturas, si bien brindó toda su colaboración pero no pudo aclarar los puntos de oscuridad sobre los mismos.

Enrique Álvarez Barreiro durante el pleno de Vilamartín

Enrique Álvarez Barreiro durante el pleno de Vilamartín

    Imprimir       Email

También te recomendamos...

NoticiasValdeorras se integra en CreandoTuProvincia

Leer mas →