Leyendo...
Estás aquí:  Portada  >  Valdeorras  >  O Barco  >  Artículo Actual

La asociación cultural ‘O Mosteiro’ empezó el año con ‘alegría’. “Estas asociaciones hacen una labor impagable”

Por   /  30/01/2016 

    Imprimir       Email
  • “Queremos empezar el año con alegría”. Así se manifestaba Ángeles Pérez, Presidenta de la Asociación cultural
  • “Estas asociaciones desempeñan una labor cultural muy buena para el pueblo, el Concello contribuye económicamente, pero esto es impagable” Margarida Pizcueta, Conejala de Cultura y Educación del Concello de O Barco de Valdeorras
Concejala de Cultura y Educación, Presidenta de la Asociación y Concejal de Medio Rural

Concejala de Cultura y Educación, Presidenta de la Asociación y Concejal de Medio Rural

 

  • Galería con más de 30 instantáneas al final del artículo

Ángeles Pérez, se traslada siempre que puede desde su Sevilla residencial a su querida Vilanova (O Barco). Dice estar orgullosa de pertenecer a la Directiva y se deshace en elogios hacia sus compañeras y en muestras de gratitud a los socios. No le supone trastorno, dice, el estar geográficamente tan distanciada  “todo lo organizan mis compañeras yo más que nada disfruto” es lo que nos comenta.

La Asociación Cultural O Mosteiro se puede considerar un referente en Valdeorras, nació hace 22 años. Cuenta con un edificio social significativo. Una solida directiva se encargó de tenerla viva durante 20 años, siendo pioneras en actos culturales que se repiten año tras año, la ya consolidada SEMANA CULTURAL, que se celebra por los meses de agosto y un sinfín de talleres que año tras año se van repitiendo. Incansables mujeres que decidieron ceder el testigo hace dos años, dejaron una Asociación incólume y con superávit. La nueva directiva sigue el mismo camino aunque con renovados pasos. Así van abundando en nuevos eventos.

El pasado año, organizaron el primer festival de “Recitais de Panxoliñas e Cancions Populares” coros y una sola coral  estuvo en esa ocasión. En esta última edición, 2 de enero pasado, organizaron la segunda edición, en este caso ya fueron tres.  Merece la pena pararse a relatar lo sucedido en ese festival imposible de dibujar en palabras.

Todo sucedió en la Iglesia de Vilanova, la “catedral de Valdeorras” como algunos dan en llamarle. El edificio religioso  que custodia ricos retablos y goza de un amplio espacio coronado por una bóveda en forma de media naranja que contribuye a una acústica propia de un magnífico auditorio.

Unas 250 personas se dieron cita para disfrutar de los tres coros que acudieron de forma totalmente gratuita. Sus actuaciones fueron de tal intensidad que hacían enmudecer al público desde la primera nota para irrumpir en aplausos en la última voz.

Abrió la escena, la coral de A Veiga “Coraliña Cantora” dirigida por el profesor de música  y director de orquesta, Víctor Fernández Nogueira, un ‘hombrachón’ de sonrisa permanente  que ronda los 45 años , dice que se le ocurrió a él y a unos amigos montar el coro de A Veiga  y así presenta a Quinita como la fundadora. Entre sus miembros cuenta con uno de 72 años.  Reside en las cercanías de Vigo y cada 15 días o siempre que puede se traslada a Veiga para ensayar. Preguntado por su mejor actuación, sin vacilar dijo que se sentía pleno y disfrutaba de verdad  cuando actuaba en las residencias de ancianos. Sobre Vilanova, dijo sentirse emocionado por poder actuar en un lugar con tanto encanto ante un público tan entregado.

La Coral de Vilamartín, dirigida la joven Sandra González, que empezó sus andares musicales con 9 años, lleva dedicándose a los coros 11 años lo que compagina con sus labores de profesora de música en el conservatorio de Trives. Destacar que cuenta con un miembro de nada menos que de 89 años, el Señor José del que hay que destacar su voz portentosa y un contagioso sentido del humor.

Impresionó el tercer coro, niños y niñas, también de Vilamartín. El miembro más joven de 6 años, que deleitaron a los asistentes  con sus voces angelicales y como no se esperaba, remataron a dúo mayores y pequeños haciendo participar a todo el público que no vaciló en sumarse a las improvisadas coreografías que dirigía la divertida directora, la que nos destacó su participación en una misa cantada en la Catedral de la Almudena con los mayores y con los más pequeños en Gijón.

Al festival acudieron la Concejala de Cultura y Concejal de Medio rural del Concello de O  Barco, el último natural de Vilanova.  Que disculparon al Regidor que no acudió por tener que atender otros asuntos personales. También acudió, como lo hace a todos los actos,  el Presidente del instituto de estudios Valdeorreses. Todos ellos coincidieron en elogiar la importante labor cultural que desempeña la Asociación Cultural. La opinión de la concejala de Cultura, es: “Estas asociaciones desempeñan una labor cultural muy buena para el pueblo, el Concello contribuye económicamente, pero esto es impagable”. El concejal dice “estar orgulloso de que se celebren este tipo de actos en el pueblo y que están muy atentos en el ayuntamiento a la hora de hacerles ayudas”. Estas asociaciones,   carecen de recursos más allá de las pequeñas aportaciones de los socios y como no, ayudas Municipales de  las que la Presidenta dice estar enormemente agradecida. Presidenta que se empeña en agradecer a diestro y siniestro, marcándose ya el listón para el próximo año. Dice que su ilusión es “llegar a traer algún año una orquesta de cámara” Tampoco se detiene al recitar su próximo programa de memoria, anunciando la ya famosa “cena de comadres” para el próximo 4 de febrero. así como diferentes talleres que tienen programados para todo el año.

Culminados los actos, ofrecieron una abundante ‘pinchada’ o mejor dicho merienda  a todos los asistentes,  todo enmarcado en un ambiente festivo que caracteriza desde siempre al pueblo de Vilanova.

Galería:

M.A.

 

    Imprimir       Email

También te recomendamos...

NoticiasValdeorras se integra en CreandoTuProvincia

Leer mas →